Regresaron al mar el elefante y los lobos marinos rescatados en Gualeguaychú, Escobar y Tigre

Regresaron al mar el elefante y los lobos marinos rescatados en Gualeguaychú, Escobar y Tigre

Se trató de cuatro lobos marinos juveniles que fueron encontrados con cuadros de desnutrición moderada. Aparecieron en cauces de agua dulce de distintas localidades y fueron rescatados y derivados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación para su rehabilitación en la Fundación Mundo Marino. También volvió al mar un elefante marino rescatado en Tigre.

San Clemente del Tuyú, 27 de julio - Con la presencia del Ministro de Ambiente  y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, cuatro lobos marinos juveniles de la especie de Dos Pelos Sudamericano (Arctocephalus australis) y un elefante marino (Mirounga leonina) regresaron al mar en las playas de San Clemente durante la tarde del viernes 24 de julio, luego de ser rehabilitados en el Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino por presentar cuadros de desnutrición moderada al momento de su rescate. El caso más curioso aconteció el pasado 24 de junio, cuando un lobo marino fue avistado en el Río Gualeguaychú, de la ciudad homónima. En aquella oportunidad dos lugareños protegieron al animal de un posible ataque de perros y decidieron llevarlo en su auto hasta la Reserva Municipal Las Piedras. Allí, fue recibido por personal de la Reserva, y desde donde la Dirección de Inspecciones del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación junto a la Red de Rescate de Fauna Marina del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) coordinó su derivación hacia la institución especializada en rehabilitación de fauna marina, en San Clemente del Tuyú. 

“La mayoría de estos animales son juveniles que se internan en cauces de agua dulce a través de alguna desembocadura a aguas oceánicas en búsqueda de comida. Su principal actividad en esta etapa etaria es la búsqueda de alimento y no tienen compromiso con fines reproductivos. Seguramente sean de las colonias que se encuentran frente a Uruguay. Una vez que los animales cachorros abandonan la colonia, es posible que debido a ese vagar por el océano en búsqueda de alimento terminen incursionando en cursos de agua dulce”, explicó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo a cargo del centro de rescate de la Fundación Mundo Marino.

Otro animal fue rescatado en las inmediaciones del barrio privado CUBE, en Escobar, a orillas del Río Luján el pasado 30 de junio, mientras que los otros dos fueron rescatados en la zona del Delta del Paraná, en la localidad de Tigre, el pasado 2 y 14 de julio. En estos últimos casos participó del operativo de rescate Defensa Civil de cada municipio y la Fundación Temaikén para los primeros auxilios y estabilización de los animales. En el caso de los lobos hallados en Tigre participó, además, la Fundación Félix de Azara. Luego, la Dirección de Inspecciones de la cartera nacional de Ambiente junto a la Red de Rescate de Fauna Marina del OPDS se encargó del traslado de los animales hasta San Clemente.

Respecto a los motivos por los cuales estas especies aparecen en cauces de agua dulce, Diego Rodríguez, docente e investigador de la Universidad Nacional de Mar del Plata y del CONICET, agregó: “Hace casi 2 años instrumentamos con rastreadores satelitales 6 animales de esta especie rehabilitados en la Fundación Marino Marino con el objetivo de conocer cómo era su adaptación a la naturaleza post recuperación. Lo que observamos en estos juveniles fue un comportamiento que ya veníamos registrando durante años previos: estas especies eligen las aguas de la Bahía Samborombón y sus rías, especialmente las aguas de menos de 50 metros". Además, respecto a la aparición de estos animales en desembocaduras de cuencas de ríos de agua dulce, destacó: "Pudimos corroborar la frecuente presencia dentro del sistema estuarial del Río de la Plata, la cual enfatiza su importancia como hábitat de especial importancia para los juveniles del lobo marino de dos pelos, y está en clara concordancia con la creciente presencia de estos ejemplares en zonas interiores como las cuencas de los ríos Paraná y Uruguay". Todos los animales fueron reinsertados con marcadores numerados que auxilian en su monitoreo y posterior identificación.

“Los cuatro lobos ingresaron con una desnutrición moderada. Se les tomó una muestra de sangre al ingreso y otra antes de darles el alta médico veterinaria. En todos los casos les aplicamos un tratamiento de sostén que consistió en la hidratación, alimentación y desparasitación del animal”, aseguró Ignacio Peña, médico veterinario de la Fundación Mundo Marino. Por otra parte parte, Peña agregó: “Estos animales se hidratan a través del alimento sólido que ingieren, por lo que ante un ayuno prolongado como lo fue en estos casos, es importante recuperar un adecuado nivel de hidratación”.

"A pesar del difícil momento que se vive a raíz de la pandemia, nos llena de esperanza y alegría ver cómo les devolvemos una segunda oportunidad a estos animales. Las organizaciones que nos dedicamos a la conservación seguimos activas, atentas y trabajando coordinadamente para actuar frente a las señales de alerta que nos dan los animales con su sola presencia", sostuvo Andrea Cabrera, vicepresidenta de la Fundación Mundo Marino.

Autoridades presentes

Durante la reinserción llevada adelante el día viernes, además del Ministro Juan Cabandié, estuvieron presentes: el diputado provincial, Juan Pablo De Jesús; el Subsecretario de Fiscalización y Recomposición del Ministerio de Ambiente, Gerardo López Arrojo; y el Director de Inspecciones del Ministerio de Ambiente, Alejandro Mackielo.

Elefante Marino

Durante la misma jornada, un Elefante Marino del Sur hembra juvenil (Mirounga leonina) regresó al mar luego de ser asistida y rehabilitada en la Fundación Mundo Marino. Había sido rescatada el pasado 19 de julio en el muelle “Delta Point” en el Río San Antonio de la localidad de Tigre. Defensa Civil de ese municipio, la Fundación Félix de Azara y la Red de Rescate de Fauna Marina del OPDS coordinaron su rescate mientras la Fundación Temaikén estabilizó al animal y le brindó la atención primaria. Luego, la foca fue derivada por la cartera nacional de Ambiente y OPDS hacia la institución san clementina especializada en rehabilitación de fauna marina. No es el primer caso registrado en lo que va del año, dado que a principios de mayo se pudo reinsertar otro Elefante Marino que, en aquella oportunidad, apareció en un canal en el municipio bonaerense de Lezama.

Acerca del Arctocephalus australis y el Mirounga leonina

Ambas especies de pinnípedos representan dos familias distintas: otáridos, en el caso del Lobo Marino de Dos Pelos (Arctocephalus australis) y fócidos o focas, en el caso del Elefante Marino del Sur(Mirounga leonina). Ambas especies son polígamas y paren una cría al año. Mientras los primeros pueden retraer sus miembros posteriores o aletas para desplazarse, las focas llevan adelante su locomoción reptando con el vientre. Otra diferencia entre los lobos marinos y las focas es que las segundos no poseen pabellón auricular detrás de sus ojos.

La distribución del Lobo de Dos Pelos es amplia y va desde la Isla de Marco, en Uruguay, hasta la Isla Mayorca, en Perú. Su nombre se debe a que poseen 2 capas de pelo: una interna, impermeable, y otra externa, que cubre a la primera y otorga el color al animal. Los machos alcanzan una longitud cercana a los 2 metros y un peso de 150 kilogramos, en tanto que las hembras llegan a medir 1,40 metros y pesar hasta 60 kilogramos. En el caso de los elefantes marinos, los machos pueden medir hasta 5 metros de longitud y pesar hasta 6 toneladas. Las hembras, en cambio, poseen un promedio de 2,5 metros de largo y un peso cercano a la tonelada. Este diformismo sexual, en donde los machos son de mayor tamaño que las hembras, es común también a otras especies de pinnípedos, incluidas las focas.

Por su parte, la característica anatómica en los machos en el caso de los elefantes es su probóscide (trompa). Su zona de distribución se localiza en la Patagonia argentina. En Península Valdés se encuentra la única elefantería continental del mundo, siendo las restantes en territorio insular.

Respecto a la alimentación ambas especies se alimentan de calamares y peces, incluyendo langostinos y camarones en el caso del Lobo de Dos Pelos

Reinserciones ministerio medio ambiente.mp4 193 MB

 

 

Máximo Romano Contacto de prensa, Mundo Marino

 

 

Sobre Mundo Marino

Mundo Marino es una organización enfocada a conservar la fauna silvestre a través de proyectos y estrategias de educación ambiental, con el objetivo de ayudar a generar una sociedad más responsable con el cuidado del planeta. 

Trabaja en la rehabilitación y reinserción de animales marinos enfermos o heridos, y en la contención de catástrofes ambientales causadas por el hombre. A la vez, cuida a los animales que, habiendo sido rescatados, no pueden ser devueltos a su hábitat natural dada su situación de vulnerabilidad. 

Desde el plano de la educación ambiental, desarrolla experiencias didácticas para divulgar y concientizar sobre el problema de la devastación de los mares y demás ecosistemas, y sobre qué acciones se pueden llevar adelante para proteger a la fauna. En ese objetivo, el parque educativo Mundo Marino cumple un rol fundamental desde hace 40 años.

  





Mundo Marino
Av. Décima 157,
San Clemente del Tuyu, Buenos Aires,
Argentina