Rescatistas salvaron a una ballena varada y atrapada en una red de pesca durante la tormenta del fin de semana

Rescatistas salvaron a una ballena varada y atrapada en una red de pesca durante la tormenta del fin de semana

La ballena fue asistida por profesionales de la Fundación Mundo Marino que lograron liberarla de un varamiento y de un trasmallo enredado en su aleta caudal. Pese a la lluvia, fuertes vientos y bajas temperaturas, más de 6 profesionales estuvieron durante horas en el mar para socorrerla.

El sábado 18 a la mañana, un vecino de San Clemente alertó al Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino que cerca de la costa, en Punta Rasa, en el extremo sur de la Bahía de Samborombón había un gran animal varado.

Al llegar, los técnicos de la Fundación se encontraron con un panorama desalentador. El animal, una ballena jorobada juvenil de aproximadamente 10 metros de largo, estaba varado a unos 300 metros de la costa del lado de la ría, en un área pantanosa, de vientos muy fuertes y sin demostrar signos de vida. Desde la distancia se podía ver una red de pesca enredada en su aleta caudal, tenía un 70% de su cuerpo fuera del agua y no se observaba movimiento alguno.

Al acercarse con un bote para corroborar si estaba sin vida, el equipo no pudo contener su emoción cuando de repente el animal respiró lanzando aire y agua con un gran resoplido. Al instante, a pesar de que la temperatura del agua era muy baja, los técnicos de la Fundación se lanzaron para intentar salvarle la vida.

Una vez en el agua, se comprobó que la ballena jorobada estaba totalmente apoyada en el fondo. Por eso, aprovechando la marea que subía, el equipo realizó durante horas y con mucho cuidado una serie de maniobras y movimientos para sacar el animal del pozo que su propio peso y movimiento habían creado en el fondo pantanoso.

“Al acercarnos procedimos a quitar el trasmallo que se encontraba enredado en su aleta caudal. Luego aplicamos un protocolo con técnicas de reflotación para intentar desencajar al animal del lecho pantanoso . A pesar de que la marea crecía y el mar comenzó a picarse, logramos liberarla del varamiento y girarla con dirección mar adentro, ya que estaba orientada con una posición hacia la costa”, explicó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable de Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino.

Una vez desencajada del fondo, y a pesar de sus músculos acalambrados, el animal reaccionó y comenzó a mover sus aletas pectorales más ágilmente y a pegar coletazos. Ese fue el momento en el que el equipo de la Fundación decidió alejarse de él para que pudiera desplazarse a su voluntad sin poner en riesgo a los rescatistas. A partir de ahí, ya de noche y sin visibilidad, comenzó una vigilia mientras se esperaba que, ya liberada, la ballena pudiera encontrar por sus propios medios el camino a mar abierto.  

A la mañana siguiente, ya con luz, se constató que el animal no estaba en la zona y, durante las horas y días siguientes, el equipo de la Fundación monitoreó las playas del Partido de la Costa para comprobar que el animal no apareciera nuevamente varado.

“La causa de varamiento es difícil de determinar. Pueden varar por acercarse a la costa en búsqueda de alimento o verse sorprendidos por la bajamar. Pero lo más común es que el varamiento tenga una causa patológica. En este caso, es importante documentar la interacción con redes de pesca que suelen ser trampas mortales una vez que son abandonadas en el mar”, agregó Rodríguez Heredia.

Por su parte, Andrea Cabrera, Vicepresidente de la Fundación Mundo Marino, aseguró que: “Fue emocionante ver el compromiso de todo el equipo en el mar durante uno de los días más fríos del año, y más aún estar allí en el agua cuando luego de horas de trabajo la ballena pudo liberarse del lecho, algo que es muy difícil en estos casos. No obstante, es importante resaltar que frente a estas situaciones siempre hay que llamar a las personas que están preparadas para atender y asistir en varamientos, ya que intervenir sin conocimiento puede ser muy peligroso tanto para el animal como para las personas.”  

 

¿Qué hacer si se encuentra un animal marino encallado o varado en la costa?

Comunicarse de manera urgente con personal idóneo, no sacar al animal del agua, humedecerlo y alejar a los curiosos. En el último año, la Fundación Mundo Marino ha registrado y asistido a más de 30 delfines y ballenas, teniendo amplia experiencia en llevar a cabo este tipo de tareas. El número de teléfono del centro de rescate ante urgencias es el (02252) 43-0300.

 

La Fundación Mundo Marino  

Fundación Mundo Marino es una organización sin fines de lucro que trabaja por la conservación del ambiente y su biodiversidad. Para ello promueve actividades culturales, científicas, educativas y técnicas tendientes a colaborar en la asistencia de la fauna marina y la conservación de su entorno natural.

Brinda tratamiento médico-veterinario a organismos marinos, en especial mamíferos, aves y tortugas marinas, que requieren ayuda para su supervivencia. Al mismo tiempo, realiza y apoya investigaciones y actividades relacionadas con la conservación del ambiente marino y su fauna, dando sustento técnico a las personas o instituciones que desarrollen tareas acordes a sus principios.

Además, promueve cursos, conferencias y eventos para divulgar la problemática ambiental y compartir distintas estrategias de conservación. Gran parte de la información y conocimiento generado a partir del trabajo de la Fundación es utilizado en la propuesta educativa y de difusión del Parque Mundo Marino, que cumple una función fundamental en la estrategia educativa para la conservación de la biodiversidad.

Contacte con nosotros
Máximo Romano Contacto de prensa, Mundo Marino
Máximo Romano Contacto de prensa, Mundo Marino
Sobre Mundo Marino

Mundo Marino es una organización enfocada a preservar la fauna silvestre a través de proyectos de conservación y estrategias de educación ambiental, con el objetivo de ayudar a generar una sociedad más responsable con el cuidado del planeta. 

Trabaja en la rehabilitación y reinserción de animales marinos enfermos o heridos, y en la contención de catástrofes ambientales causadas por el hombre. A la vez, cuida a los animales que, habiendo sido rescatados, no pueden ser devueltos a su hábitat natural dada su situación de vulnerabilidad. 

Desde el plano de la educación ambiental, desarrolla experiencias didácticas para divulgar y concientizar sobre el problema de la devastación de los mares y demás ecosistemas, y sobre qué acciones se pueden llevar adelante para proteger a la fauna. En ese objetivo, el parque educativo Mundo Marino cumple un rol fundamental desde hace casi 40 años.

  





Mundo Marino
Av. Décima 157,
San Clemente del Tuyu, Buenos Aires,
Argentina