header2.jpg
Compartir:

Preocupación por el aumento de casos de lobos marinos afectados por redes de pesca y zunchos plásticos

En un corto intervalo de dos meses la Fundación Mundo Marino asistió tres casos de lobos marinos afectados por basura marina y redes de pesca. Dos de ellos pudieron regresar al mar, mientras uno sigue en tratamiento con profundas heridas causadas por una red de nylon.

San Clemente del Tuyú, 1 de junio de 2022 - Entre abril y mayo de este año la Fundación Mundo Marino dió asistencia y tratamiento a dos lobos marinos de Dos Pelos Sudamericano (Arctocephalus australis) y un lobo marino de Un Pelo Sudamericano (Otaria flavescens) afectados por causas antrópicas relacionadas a redes de pesca y basura marina. En el primer caso, un lobo marino de Dos Pelos Sudamericano había sido rescatado durante la primera semana de abril en la localidad de Villa Gesell con una profunda herida en su cuello y hombro izquierdo causada al quedarse enredado en un zuncho plástico. En primera instancia, la Fundación Rescate Verdemar asistió al lobo marino, con la ayuda de guardavidas y Prefectura Naval Argentina, y le retiró el fragmento de zuncho plástico, un elemento altamente cortante comúnmente utilizado para embalajes de tipo industrial. Luego de dos meses de tratamiento, el animal completamente curado pudo regresar al mar en las playas de San Clemente durante ​ la mañana de este martes, 31 de mayo.

El segundo caso, se trató de un lobo marino de Un Pelo Sudamericano que el pasado 5 de mayo fue rescatado al encontrarse enganchado en una red de pesca en las playas de San Clemente. El aviso al Centro de Rescate se dió cuando una docente con sus alumnos estaban haciendo una limpieza de playa y avistaron el animal en el mar luchando para escapar de un trasmallo. “Al tratarse de un animal de mucha fuerza y teniendo en cuenta la profundidad del lugar, fueron necesarios cuatro rescatistas para lograr sacar el animal a la playa. Con mucho cuidado logramos cortar la red que apretaba el cuello del animal, pero que por suerte aún no lo había podido lastimar”, explicó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino.

Y por último, el día lunes 30 de mayo, un día antes de que el primer animal atendido en abril, ya curado de sus lastimaduras pudiera volver al mar, el equipo de la Fundación Mundo Marino fue al rescate de otro lobo marino de Dos Pelos en San Clemente con importantes lastimaduras. “El animal tenía varias vueltas de un tramo de red de nylon alrededor de toda la región del cuello. De hecho, las heridas unas más superficiales y otras muy profundas se extendían hasta su garganta y también debajo de sus axilas. La extensión y gravedad de las heridas se puede explicar por la naturaleza de la red de nylon, un material muy fino, muy filoso y muy peligroso. El animal parece haber tenido un ​ encuentro reciente con ese pedazo de red por el estado fresco de sus heridas, pero fortuitamente hemos podido atenderlo a tiempo”, relata Heredia. El ejemplar ya está bajo tratamiento médico veterinario y se espera que evolucione bien.

La constatación de estos casos llama la atención de los especialistas en rescate de fauna marina. Rodriguez Heredia concluye: “Estos tres casos son ejemplos evidentes de cómo la basura marina afecta a los animales poniendo en riesgo sus vidas. Son también una muestra de la desidia que tienen muchos al abandonar pedazos de línea, redes o deshechos de pesca sin el cuidado adecuado. Plásticos, zunchos, redes de pesca o deshechos de cualquier tipo son elementos que multiplican las amenazas que enfrentan los animales silvestres en su hábitat.”

Por su parte, hace poco más de dos semanas el Círculo de Políticas Ambientales estrenó un breve video documental que busca mostrar cuáles son los impactos que la contaminación plástica de los cursos de agua genera; al mismo tiempo que apunta cuál es la contribución de la Argentina en la emisión de plásticos y microplásticos a los océanos y qué medidas son urgentes para revertirlo. En la pieza documental pueden verse los impactos que los plásticos ya están generando en la fauna marina, en la salud humana, los cursos de agua y las costas del país.


Acerca del Arctocephalus australis y del Otaria flavescens

Como sucede en el caso de otras especies de pinnípedos, ambas especies son polígamas y paren una cría al año. Pertenecen a la familia de los otáridos y se diferencian de los fócidos (focas), por poseer pabellón auricular detrás de sus ojos y por utilizar sus aletas posteriores para la locomoción (las focas, en cambio, reptan con el vientre). El Lobo marino de Dos Pelos se caracteriza por poseer un hocico puntiagudo y orejas largas y, en el caso de los machos, una densa melena alrededor del cuello, aunque de menor densidad a la que desarrollan los Lobos Marinos de Un ​ Pelo (de allí su aspecto leonino). En el caso de este último, el hocico, en cambio, es de tipo romo y sus orejas, cortas. ​

La distribución del Lobo de Dos Pelos es amplia y va desde la Isla de Marco, en Uruguay, hasta la Isla Mayorca, en Perú. Existen grandes agrupaciones de esta especie en islas uruguayas como son la Isla de Lobos, Islas de Torres, e Islas de Castillo Grande, en el norte del estuario del Río de la Plata. Su nombre se debe a que poseen 2 capas de pelo: una interna, impermeable que mantiene la piel seca, y otra externa, que cubre a la primera y otorga el color al animal. Los machos alcanzan una longitud cercana a los 2 metros y un peso de 150 kilogramos, en tanto que las hembras llegan a medir 1,40 metros y pesar hasta 60 kilogramos.

En cuanto a la distribución del Lobo de Un Pelo se encuentra tanto en las costas del océano Pacífico como del Atlántico, desde Perú hasta Uruguay. En Argentina es común que formen grupos en zonas portuarias como en las ciudades de Mar del Plata y Necochea. Los machos pueden pesar hasta 350 kilos y medir 2,8 metros, mientras las hembras pueden llegar hasta los 150 kilos y medir 2,2 metros.

Respecto a la dieta en el caso del Lobo Marino de Dos Pelos ​ se compone de langostinos, camarones, calamares y distintos tipos de peces. En el caso del Lobo Marino de Un Pelo la dieta se compone ​ principalmente de calamares, peces y crustáceos de hábitos costeros.

 

Lobo de 1 pelo, rescatado de un trasmallo en San Clemente del Tuyú - 2022 05 05 M3122

MP4 - 109 Mb

Final feliz para el lobo marino herido por un zuncho plástico: lo curaron y regresó al mar.

MP4 - 116 Mb

Final feliz para el lobo marino herido por un zuncho plástico: lo curaron y regresó al mar.

MP4 - 116 Mb

Lobo marino de Dos Pelos Sudamericano - Rescatado con heridas de red de pesca alrededor del cuello

MP4 - 56 Mb

 

 

Maximo Romano

Maximo Romano

Responsable de Prensa, Mundo Marino

 

 

Consigue actualizaciones en tu bandeja de correo

Al hacer clic en "Suscribirse", confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad.

Sobre Mundo Marino

Mundo Marino es una organización enfocada a conservar la fauna silvestre a través de proyectos y estrategias de educación ambiental, con el objetivo de ayudar a generar una sociedad más responsable con el cuidado del planeta. 

Trabaja en la rehabilitación y reinserción de animales marinos enfermos o heridos, y en la contención de catástrofes ambientales causadas por el hombre. A la vez, cuida a los animales que, habiendo sido rescatados, no pueden ser devueltos a su hábitat natural dada su situación de vulnerabilidad. 

Desde el plano de la educación ambiental, desarrolla experiencias didácticas para divulgar y concientizar sobre el problema de la devastación de los mares y demás ecosistemas, y sobre qué acciones se pueden llevar adelante para proteger a la fauna. En ese objetivo, el parque educativo Mundo Marino cumple un rol fundamental desde hace 40 años.

  





www.mundomarino.com.ar

Contactar

Av. Décima 157, San Clemente del Tuyu, Buenos Aires, Argentina

[email protected]