#PlayasLimpias: una propuesta frente a la invasión del plástico en las costas bonaerenses

#PlayasLimpias: una propuesta frente a la invasión del plástico en las costas bonaerenses

El plástico es el residuo que más abunda en la región según el último censo realizado este año por distintas organizaciones de la sociedad civil. Supuso un trabajo coordinado entre más de 300 voluntarios y llegó a cubrir 1.2 millones de metros cuadrados de playas.

La basura, como las colillas de cigarrillos, bolsas, sorbetes, tapas plásticas y otros residuos pueden ser confundidos como alimento por aves, tortugas, peces y mamíferos marinos. A nivel local, un estudio publicado en la revista Science, estima que la Argentina está entre los 30 países que más contaminan los mares con residuos plásticos. A nivel global, la ONU estima que en 2050 habrá en los océanos más plástico que peces.

Frente a este contexto, desde el Parque Educativo y la Fundación Mundo Marino se lanzó la tercera edición de la campaña “Playas Limpias” para la temporada 2017-2018: una iniciativa que consiste en la distribución de bolsas biodegradables para animar a los turistas a no arrojar los residuos en las playas. Hasta ahora se han repartido más de 200 mil bolsas que poseen mensajes grabados que promueven el cuidado del medio ambiente. Además, la iniciativa, contempla una serie de charlas y juegos didácticos para los más chicos en distintos balnearios de la costa. Al finalizar, los niños participantes son declarados “pequeños activistas”.

Estas acciones son una respuesta al grave problema que representa la basura en las playas bonaerenses. Según datos de la última Jornada de Limpieza y Censo de basura realizada en septiembre de este año por un colectivo de organizaciones de la sociedad civil, el plástico es el residuo más abundante en las costas de la provincia. Así, en 1.2 millones de metros cuadrados de playas censadas fueron recolectados casi 40 mil residuos no orgánicos de los cuales el 82% corresponde a plásticos. La actividad cubrió diferentes sectores ribereños o costeros de varias localidades como Ensenada, Punta del Indio, San Clemente, Santa Teresita, Villa Gesell, Mar de Cobo, Mar del Plata, Necochea, Monte Hermoso, Punta Alta, Villa del Mar, Pehuen-Có y Bahía Blanca. Esto fue posible gracias al trabajo coordinado de más de 300 voluntarios de las distintas organizaciones.

Si bien las localidades censadas difirieron en cuanto a la cantidad y tipo de basura que se depositó en sus playas, todas coincidieron que los ítems plásticos fueron los más abundantes. Así, los residuos más habituales fueron: plásticos ya fraccionados por la acción mecánica conjunta del sol, las mareas y la arena, diferentes tipos de envoltorios, bolsas, colillas de cigarrillos, botellas plásticas y tapitas.

Entre las instituciones que participaron se encuentran Fundación Mundo Marino, Vida Silvestre, Fundación Fraam, Ecoparque Interactivo de la Ciudad de Buenos Aires, Karumbé, Surfrider Foundation, Asociación Refugio del Sudoeste, y Reserva Natural Bahía Blanca, Bahía Falsa y Bahía Verde, entre otras.

Sergio Morón, jefe del Departamento de Educación Ambiental de Mundo Marino, sostuvo: “Estamos convencidos que parte de la solución al problema de la basura está en la educación. Lamentablemente, de seguir con este patrón de comportamiento, la ONU nos dice que para 2050 habrá más plástico en los océanos que peces. En ese sentido, este año vamos a lanzar la tercera edición de la campaña Playas Limpias. Así vamos a repartir bolsas biodegradables en los principales balnearios costeros para que los veraneantes no arrojen sus residuos en las playas y, además, haremos actividades lúdicas para los más chicos para estimularlos a desarrollar una mayor conciencia ambiental desde pequeños.”

Sobre Mundo Marino

Mundo Marino es una organización enfocada a conservar la fauna silvestre a través de proyectos y estrategias de educación ambiental, con el objetivo de ayudar a generar una sociedad más responsable con el cuidado del planeta. 

Trabaja en la rehabilitación y reinserción de animales marinos enfermos o heridos, y en la contención de catástrofes ambientales causadas por el hombre. A la vez, cuida a los animales que, habiendo sido rescatados, no pueden ser devueltos a su hábitat natural dada su situación de vulnerabilidad. 

Desde el plano de la educación ambiental, desarrolla experiencias didácticas para divulgar y concientizar sobre el problema de la devastación de los mares y demás ecosistemas, y sobre qué acciones se pueden llevar adelante para proteger a la fauna. En ese objetivo, el parque educativo Mundo Marino cumple un rol fundamental desde hace 40 años.

  





Mundo Marino
Av. Décima 157,
San Clemente del Tuyu, Buenos Aires,
Argentina