4 lobos marinos regresaron al mar tras recuperarse de cuadros de desnutrición

4 lobos marinos regresaron al mar tras recuperarse de cuadros de desnutrición

Dos de los animales fueron hallados en las localidades de Berisso y Quilmes. Los otros, en Las Toninas y Costa Esmeralda, del Partido de la Costa. 

La falta de alimento fue la causa de que 4 lobos marinos de Dos Pelos Sudamericano hayan necesitado ayuda durante el mes de julio por presentar cuadros de desnutrición y carga parasitaria. Dos de ellos fueron encontrados en vías fluviales: uno fue avistado por vecinos en un canal de la localidad de Berisso. El otro fue hallado a la altura del Pejerrey Club, en la ribera de Quilmes. En ambos casos, fueron asistidos por personal de Defensa Civil de aquellos municipios. Los otros dos animales, encontrados en las localidades de Las Toninas y Costa Esmeralda, del Partido de la Costa, fueron asistidos por la Fundación Mundo Marino y luego derivados para su rehabilitación. En todos los casos la patología común fue la desnutrición con diversa severidad.

Según Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino, “la presencia de estos animales es común en el área marítima del Río de la Plata porque frente a nuestras costas y, varios kilómetros mar adentro, tenemos las islas que están a la altura de Punta del Este en Uruguay, donde se reproduce en gran cantidad esta especie en particular. Una vez que los animales cachorros abandonan la colonia, comienza una etapa de forrajeo que consiste en buscar alimento. Y es posible que debido a ese vagar por el océano en búsqueda de peces, los animales pierdan su orientación y terminen incursionando en cursos de agua dulce”.

Además, el especialista agregó: “Estos casos no son atípicos ya que hemos asistido también animales más llamativos como focas antárticas o elefantes marinos del sur, que por su deambular en busca de alimento terminan en playas que se encuentran fuera de su área habitual de distribución”. 

En el caso de los lobos que se reintrodujeron al mar en las playas de San Clemente, se trató de animales juveniles de entre 1 y 2 años. El período de rehabilitación duró entre 20 y 30 días y supuso la puesta en marcha de un protocolo para revertir los cuadros de desnutrición. Es importante destacar que la falta de alimento desencadena otras patologías en estos animales, como lo es la deshidratación ya que el agua la obtienen a través de su alimento. Además, como consecuencia de la pérdida de reservas de grasa, con el paso del tiempo suelen desarrollar cuadros de hipotermia. Desafortunadamente, estos casos están siendo cada vez más comunes en nuestras costas.

“En cuanto a la causa de por qué falta alimento en las aguas es algo difícil de determinar con exactitud. Puede ser desde la sobrepesca, la contaminación hasta el cambio climático que altera las temperaturas de las aguas y modifica las rutas habituales de peces que son su alimento. Lo que sí es seguro es que estos animalitos son indicadores que nos demuestran lo que ocurre mar adentro, y se encuentra fuera de nuestra vista. Ellos nos demuestran con su estado fisiológico alterado que algo malo está pasando”, afirmó Rodríguez Heredia.

 

¿Qué hacer si se encuentra un lobo marino?

 

Ante esa situación: comunicarse de manera urgente con personal idóneo, no mojarlos, no tocarlos, no alimentarlos y, con respeto, alejar a los curiosos. El número de teléfono del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino ante urgencias en la costa bonaerense es el (02252) 43-0300. A nivel nacional se puede contactar a la Prefectura Naval Argentina al 106 durante las 24 horas. En la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires se puede contactar también al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) cuyo teléfono es (0221) 425-3863.

 

Contacte con nosotros
Máximo Romano Contacto de prensa, Mundo Marino
Máximo Romano Contacto de prensa, Mundo Marino
Sobre Mundo Marino

Mundo Marino es una organización enfocada a preservar la fauna silvestre a través de proyectos de conservación y estrategias de educación ambiental, con el objetivo de ayudar a generar una sociedad más responsable con el cuidado del planeta. 

Trabaja en la rehabilitación y reinserción de animales marinos enfermos o heridos, y en la contención de catástrofes ambientales causadas por el hombre. A la vez, cuida a los animales que, habiendo sido rescatados, no pueden ser devueltos a su hábitat natural dada su situación de vulnerabilidad. 

Desde el plano de la educación ambiental, desarrolla experiencias didácticas para divulgar y concientizar sobre el problema de la devastación de los mares y demás ecosistemas, y sobre qué acciones se pueden llevar adelante para proteger a la fauna. En ese objetivo, el parque educativo Mundo Marino cumple un rol fundamental desde hace casi 40 años.

  





Mundo Marino
Av. Décima 157,
San Clemente del Tuyu, Buenos Aires,
Argentina